El poder del liderazgo carismático




El liderazgo carismático es una forma de alentar a las personas a mejorar la forma en que se hacen las cosas. Fomentar e influir en comportamientos particulares con sus fuertes personalidades y la forma en que se comunican con las personas que los rodean.

Los líderes carismáticos son muy emocionales acerca de lo que creen y tienden a expresarlo abiertamente, como resultado de esto, son excelentes oradores públicos a medida que su pasión fluye a través de ellos. Querer sobresalir y tener ambición es solo la punta del iceberg. Están muy orientados a los logros, sus personalidades carismáticas permiten que su motivación sea contagiosa, alineando fácilmente a sus seguidores con las mismas creencias y estándares que ellos mismos. Pero todo esto está determinado por su confianza. Sin confianza, sin liderazgo en absoluto. Su facilidad de visibilidad permite una clara identificación de las cualidades de liderazgo, mayores habilidades verbales y un entusiasmo de creación de equipos.

¿Cómo puede ayudar esto en los negocios?

El liderazgo carismático es una estrategia comercial extremadamente efectiva. Su capacidad para alinear a todos los miembros bajo un mismo paraguas ideológico no solo fortalece el sentido de cohesión dentro de la empresa, sino que también proporciona una clara identificación de los valores. Esta identificación de valores es una parte central imperativa del negocio, asegura que todos estén al tanto de las tareas por delante y la ruta que se tomará para lograrlas, por lo tanto, aumentando significativamente la tasa de producción. En el desarrollo de esto, en la sociedad moderna, el bienestar mental y físico es algo que nunca ha sido más imperativo, y esta estrategia equivale a eso. Mediante el uso de este tipo de liderazgo, transforma la comunidad de trabajo en un trabajo-familia, un lugar de libertad y apoyo que hace de su empresa un punto pionero en la industria del trabajo. Como resultado de estos beneficios, desarrollará su negocio en todas las plataformas (infraestructura, bienestar del personal, etc.), lo que es más importante, permite un crecimiento espectacular de la productividad y, por lo tanto, de las ganancias. Sin embargo, el éxito de esta estrategia de liderazgo depende del entusiasmo del líder, requiere una mentalidad/entrada positiva constante y la erradicación completa de la negatividad en todos los aspectos. La clave para ser un líder carismático es la capacidad de inspirar y superar.

¿Qué ejemplo podemos seguir para lograr este título?

Un excelente ejemplo de un líder carismático es Martin Luther King. El rostro del Movimiento por los Derechos Civiles de los Estados Unidos en la década de 1960, un hombre al frente del conflicto que inspiró el cambio y superó los problemas. Los negros fueron discriminados por el color de su piel. Contrariamente a lo que se cree, Martin Luther King luchó por la igualdad de todas las etnias, la inclusión de todos bajo un mismo paraguas ideológico. Aunque su ideología contrastaba con la de lo que se consideraba “la norma de las sociedades”, su heroica determinación motivó no solo a él, sino a sus seguidores a continuar luchando en la trinchera de la esclavitud por la libertad. El punto pinacol en su vida, es el histórico discurso “Tuve un sueño”. La pasión fluyó a través de sus poderosas palabras y convirtió el rostro del futuro en uno de esperanza.

El liderazgo carismático es diferente para todos. Las habilidades de las personas para llevar a cabo la estrategia difieren tanto como el color de los ojos. Pero recuerde, un negocio nunca se construye en un día, un liderazgo no se puede crear de la noche a la mañana.